SELMA LAGERLÖF. LA PRIMERA ESCRITORA QUE GANÓ EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA

Selma Lagerlöf fue la primera mujer que ganó el premio Nobel de Literatura y con ella doy comienzo a la  saga que tratará sobre eso, sobre las mujeres que han recibido este premio tan importante y que en muchos casos han sido olvidadas.

Hace unas semanas hablaba de lo mucho que me había sorprendido la actitud de ciertos periódico  (y la mía propia) a la hora de establecer cuales habían sido los mejores libros de 2014. Este hecho me ha permitido tomar conciencia de las cosas no funcionan como deberían y que hay infinidad de escrtoras escondidas o solapadas. No existe igualdad en la forma en que escritores y escritoras son tratados por la industria y la crítica. No voy a solucionar ese problema, pero me pareció una buena forma de solucionar algunos olvidos, realizar entradas que recogieran las biografías de las catorce ganadoras de los premios Nobel del Literatura

 

 

 

 

Esta escritora sueca, nació en 1858 en una casa de campo situada en la provincia de Varmland. Desde pequeña  debido a que presentaba ciertos problemas físicos, se dedicaba más a leer que a realizar ejercicio físico. Su padre era teniente y además erea el propietario de la finca en cuestión. Al parecer no les fue demasiado bien en la gestión d ela finca y a pesar de que  su hermano mayor intentó sacarlos adelalante (su padre enfermó de depresión y bebía, agravando más su situación) no consiguió salvar la finca en cuestión que terminó siendo subastada. A pesar de que la situación económica de la familia era mala, Johan (el hermano mayor) se las apañó para conseguir un crédito para que su hermana pudiera estudiar magisterio. Selma Lagarlöf demostraba ya un gran talento para escribir.

Se trasladó a Estocolmo, donde consiguió el título de magisterio, llegando a ejercer varios años como profesora de primaria, pues no podía ganarse la vida escribiendo (¡qué novedad!). Ferviente y activa feminista consiguió introducirse en el mundillo literiario a través de una de las grandes figuras del feminismo sueco, la baronesa Shopie Aldeesparre.

 

Desde 1894 hasta  1921 Selma Lagerlöf, mantuvo una relación de amistad estrecha (en algunos lugares he leído que amorosa) con Sophie Elkan,  otras importante escritora sueca proveniente de una familia judía. Al parecer en el  año 1992 se publicó la correspondencia de Selma con Sophie en un libro titulado Me enseñas a ser Libre (Du lär mig att bli fri). Es de ese libro el que provoca que unos entiendan que hay una relación lésbica y otros una intensa amistad. Fuera de cualquier discusión queda el hecho de que ambas realizaron extensos viajes juntas, revisaban cada una la obra de la otra y que Selma le dedicó una de sus obras más importantes, refiriéndose a ella como su compañera de vida y letras.

En 1904 logró readquirir la casa donde había nadido, para lerdida años antes cuando su familia se arruinó. En la década de los veinte contruye una vivienda allí que se ha convertido en su casa museo. En 1908 fue la segunda mujer que obtuvo el premo Novel (la primemra en la categoría de Literatura) “en reconocimiento a su activo idealismo, vivida imaginación y pecepción esperitual que caracteriza su obra”. Para los  que nacimos en los años setenta y ochenta, la obra más conocida de Selma es “El maravilloso viaje de Nils Holgrson”, que trata de un niño egoista reducido por el conjuro de un duende al tamaño de un palmo, que vieja a lomos de un ganso blanco, en compañía de una bandada de gansos grises salvajes recorriendo toda Suecia y conociendo la mitología del país, sus paisajes, folclore. Este libro todavía se lee en los colegios suels. Sin embargo esta no es la única obra de SElma, ni desde luego su escritura fue de corte meramente infantil. Escribió cuentos, novelas, biografías y su autobiografía. Entre los títulos  más destacados de su obra: La saga de Gösta Berling,  Los milagros del Anticristo… la primera tuvo una adaptación al cine mudo en 1924, protagonizada por Greta Gustafson, o lo que es lo mismo, Greta Garbo antes de ser conocida mundialmente.

 

 

Selma fue nombrada miembro de la Academia sueca en el año 1914, durante la Primera Guerra Mundial escribió entre otras, una novela de carácter pacifista. Con posterioridad, antes de que comenzase la Segunda Guerra Mundial, no dudó en ayudar a personas a salir de Almania para refugiarse. Una de esas personas sería la también premio Nobel de Literatura Nelly Sachs. Además cuando Finlandia fue invadida por la Unión Soviética, Selma no dudó en subastar su medalla del Premio Nobel para obtener fondos para la resistencia finesa.

Si viajáis alguna vez a Suecia y tenéis la posibilidad de visitar la famosa casa de Marbacka, podréis visitar su casa y jardines pues dejó escrito que permanecieran abiertos al público. Así termina la primera entrada sobre las flamantes ganadoras del premio Nobel de Literatura, espero que os haya gustado y tengáis ganas de más.

3 comentarios

  1. Manuel
    20 Septiembre, 2016

    Hola Anabel, Has leido la ovela La Colina de los Geranios de María Blázquez de 2013, creo que aborda el lado más humano de Selma lagerloff con sensibilidad y admiración. Un saludo

    Responder
    • Anabel
      22 Septiembre, 2016

      No, no la he leído. Me la apunto porque puede ser muy interesante, es un personaje del que en España no se conoce mucho. Un abrazo y gracias por comentar y por la sugerencia de lectura.

      Responder

1Pingbacks & Trackbacks en SELMA LAGERLÖF. LA PRIMERA ESCRITORA QUE GANÓ EL PREMIO NOBEL DE LITERATURA

  1. […] del premio Nobel de Literatura ese año: Grazia Deledda. Fue una tarea más fácil escribir sobre Selma Lagerloff, la primera ganadora del premio Nobel. Os lo […]

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *