PRESENTACIÓN DE AZARÍA EN OLIVA DE LA FRONTERA (DONDE CRECÍ)

DSC_0017
Con Luisa Osorio , la alcaldesa de Oliva, en la presentación
El viernes dieciséis de octubre, estuvimos presentando “Azaría” en Oliva de la Frontera. Para mí fue algo muy especial por muchos motivos, tanto el hecho de haber pasado allí los primeros años de mi vida, como porque la familia de mi madre es de allí. Según entraba iba sintiendo que la nostalgia me atenazaba, una sensación extraña cuando ves que todo te resulta familiar y al mismo tiempo muy diferente de lo que recordaba. El Paseo de las Palmeras sigue en su sitio, la iglesia también y yo podía verme en muchos lugares jugando, sobre todo jugando.
DSC_0791
Bien rodeada por libreros y la bibliotecaria de Oliva
Continué acudiendo a Oliva varios años, hasta que mis abuelos vieron que no era posible continuar haciendo vida autónoma allí y decidieron mudarse a Badajoz,  en los años noventa.  Creo que he pasado demasiado tiempo alejada de mis raíces, me he dejado ir, o la rutina me ha pasado por encima…
DSC_0815
Julia, futura estrella del rock
Al evento me acompañaron mi marido, las gemelas (no sé cómo no se aburren de mí) y mi padre.  Hubo quien se empeñó en subirse al escenario antes de que lo hiciera la autora. Estoy casi convencida de que mis fieras van a serlo, pero del escenario.
DSC_0804
Patricia… futura reina de los escenarios
A modo de apunte personal, creo que mi padre lo vivió con felicidad. Nos sentimos incompletos porque faltaba mi madre (no pudo acudir) y sus amigos no hacían más que recordarnos que faltaba: “¿Dónde está Conchi?”, “con las ganas que teníamos de verla”… espero dar buenas noticias pronto y que esté en condiciones de acompañarnos.
DSC_0006
Muy bien arropados las cosas sólo podían salir bien. Tengo que dar una vez más las gracias a Aurelina de la librería imprenta Balboa y al Ayuntamiento de Oliva de la Frontera  por organizarlo todo y cedernos el uso de la Casa de la Cultura, donde la alcaldesa Luisa  Osorio me acompañó presentando la novela.
DSC_0008
Hablé mucho  (porque  hablo mucho para qué vamos a engañarnos) sobre Azaría, la forma en la que surgió, documentación, personajes… También hice hincapié en lo importante que para mí ha sido ubicar esta novela en un pueblo, la necesidad de reivindicar los pueblos como un lugar donde pueden suceder cualquier tipo de novela. Para mí ,  el pueblo, es un personaje más de la trama. Confesé que en mi imaginación Rafi siempre había vivido en la calle Jerez y no sé la razón, pero aquella calle tan larga y recta (posiblemente la más larga del pueblo) es donde ella debía vivir en mi mente. Sin embargo vosotros al leer, puede que la localicéis en cualquier otro sitio, esa es la magia de la lectura.
DSC_0026
Gracias por acompañarme
Me dio muchísimo gusto ver a tantas personas de las que no tenía noticia hacía tiempo. No  puedo decir más. Me sentí muy, muy feliz, casi tanto como cuando pegaba la nariz en el escaparate de “Juana”  (que era la dueña de la única juguetería del pueblo cuando yo era niña). Allí podía pasarme horas y horas contemplando una muñeca enorme, con vestido de novia y zapatos rojos (que acabó viniéndose a vivir conmigo en un cumpleaños), los Barriguitas, los Clics (que entonces eran de Famobil). Así de ilusionada estuve y de cómoda me sentí en la Casa de la Cultura.
DSC_0013
Muchas gracias a los que vinisteis, a los que no pudisteis pero estabais ahí de alguna forma y a los que, a pesar de no conocerme, decidisteis darme una oportunidad. Gracias de todo corazón.
DSC_0021
Espero que nos veamos pronto, mientras tanto os dejo a mi niña, está en buenísimas manos, las vuestras 

¡Compártelo!

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *