OLIVA SABUCO

OLIVA SABUCO: LA SABIDURÍA EN ESPAÑA EN EL SIGLO XVI

Recientemente he adquirido un libro muy interesante, «Sabias, la cara oculta de la ciencia» de Adela Muñoz Páez, publicado por editorial Debate. El libro en cuestión trata de mujeres que a lo largo del tiempo han destacado como científicas. De algunas, perdura su memoria hasta nuestros días; de otras, no. Este es el caso de la castellano-manchega, Oliva Sabuco. Nacida en Alcaraz (Albacete) el año 1562, recibió los apellidos de sus madrinas Bernardina de Nantes y Bárbara Barrera, llamándose Oliva Sabuco Nantes Barrera y no los de su madre Francisca de Cózar. Protagoniza una de estas historias que te dejan ojiplática y en las que finalmente no sabes ni qué pensar, pero vamos al lío. Fue la cuarta hija de ocho que tuvieron la pareja formado por Francisca y Miguel Sabuco.

Su padre se había licenciado en leyes en la universidad de Alcalá, fue regidor y boticario en Alcaraz. Se baraja la posibilidad de que Oliva fuera educada en un colegio de las madres dominicas en su ciudad natal, pero no se registra en ningún lugar que tuviera formación oficial más allá de eso. Sin embargo, bastantes intelectuales de la zona, entre los que destaca Pedro Simón Abril (humanista destacado de la época) se relacionaban con la familia, lo que puedo brindar a Oliva la posibilidad de instruirse en diferentes facetas intelectuales. El hecho de convivir con su padre, que trabajaba como boticario, también pudo brindarle conocimientos de medicina, botánica y ciencias naturales. Continuar leyendo en Aladar la revista cultural de El Correo de Andalucía.

¡Compártelo!

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.