LAS GRANDES PREGUNTAS DE LOS NIÑOS Y LAS SENCILLAS RESPUESTAS DE LOS GRANDES EXPERTOS

Portada del libro

No sé por qué me empeño en hacer reseñas de libros, cuando sé que me visitáis menos si reseño. Debe haber algo en mi cerebro que me impulsa a chocarme una y otra vez contra la misma pared. Cuando escribo sobre libros, me hacéis menos caso (con lo que me gusta que me presten atención), pero como está visto que no aprendo y que además, termino por hacer mi santa voluntad,  reincido. Sin embargo, no es como otras, ni siquiera estoy segura de que sea literaria (en un sentido estricto). Lo cierto es que hace unos días me topé con  Las grandes preguntas de los niños y las sencillas respuestas de los grandes expertos. No iba buscándolo porque ya le había comprado unos libros a las gemelas y no tenía intención de traer otro libro más a casa (que por otro lado comienza a parecer una pequeña biblioteca), pero lo abrí y dije… te vienes a Badajoz



Los que tenéis hijos, sobrinos, nietos o alumnos sabéis la cantidad de preguntas que pueden hacernos desde que comienzan a articular palabra, creo que después de mamá y papá, posiblemente las palabras que más repiten los niños durante su infancia sean  POR QUÉ. Mañana, tarde y noche, los porqués salen de su boca, y en muchas ocasiones nos dejan patidifusos, sobre todo cuando poseídos por el espíritu de algún filósofo griego y engarzan unos porqués con otros hasta llevarnos a un callejón sin salida. Normalmente, cuando me veo en esta situación desesperada, en la que ya no sé que decir (y mira que es complicado que me quede así)  opto por mi frase preferida “lo buscamos en google al llegar a casa”. Sí, porque ellos no tienen consideración y te van llevando de una pregunta a otra en cualquier momento: camino del colegio, en el parque, en una comida familiar, cumpleaños con amigos, en el cuarto de baño …cuando el por qué ataca, lo hace y punto y no siempre somos capaces de responder.
En pleno inicio de la era de las preguntas
Este libro recoge una compilación de preguntas de niños de lo más variada, os expongo una enumeración, para que os hagáis una idea:


  • ¿Aún quedan animales por descubrir?
  • ¿Pasa algo por comer gusanos?
  • ¿Por qué mandan los mayores?
  • ¿Por qué están tan buenos los pasteles?
  • ¿Por qué a los monos les gustan los plátanos?
  • ¿Por qué tengo hipo?
  • ¿Puede una abeja picar a otra?
  • ¿Por qué es salada el agua del mar?
  • Si el universo surgió de la nada ¿cómo se convirtió en algo?
  • ¿Cómo me controla mi cerebro?
  • ¿Por qué el cielo es azul?
  • ¿Hay alguien que coma osos polares o leones?
  • ¿Quién es Dios?
  • ¿Por qué hay pingüinos en el Polo Sur, pero no en el Polo Norte?
  • ¿De donde sacan las ideas los escritores?
  • Si una vaca no se tirara ningún pedo durante todo un año, y entones se tirara uno muy grande, ¿saldría propulsada al espacio?
Dejo para el final la que me ha dejado de piedra ¿A Alejandro Magno le gustaban las ranas? Sí, habéis leído bien la pregunta. No es broma. Estoy segura de que os han hecho alguna pregunta similar, reconocedlo.  Vais a encontrar ciento veinte preguntas y todas tienen una o más respuestas, dadas por especialistas en las materias más diversas: cocineros, escritores, naturalistas, exploradores, músicos,  astrónomos, paleontólogos, corresponsales de guerras, ilusionistas, biólogos…

Esta obra surgió porque la editora y escritora británica Gemma Elwin Harris, se venía sometida al mismo tipo de acoso por parte de sus hijos y sobrinos.  A partir de ahí, surgió la idea para hacer el libro y pidieron colaboración a diez escuelas de primaria, donde  miles de niños entre cuatro y doce años enviaron preguntas y buscaron la colaboración de expertos para las respuestas. En España lo publica Paidós Contextos y creo que a todos los curiosos de la familia les va a encantar. Para los que sois de Badajoz, comentaros que ya lo tienen en librería Tusitala (le comenté a Agustín lo genial que es el libro y se puso manos a la obra). 


Buscad la vaca voladora, a ver si es verdad que despegó


Este es un libro para leer a (con) nuestros hijos. No creo que puedan abordarlo solos, aunque las respuestas no son demasiado extensas. Es un libro para compartir: les va a gustar tanto a ellos como a vosotros y puede que nos lleve a plantearnos más preguntas aún, porque en algunos casos ni  los propios expertos tienen la respuesta. Se trata, en definitiva, de  fomentar y saciar la curiosidad de una forma amena, de incitar  a seguir preguntando. De hecho ahora mismo voy a mirar que pasa si una vaca no se tira ningún pedo durante un año, que me tiene en ascuas.


P.D. Si reconocéis que os morís de ganas de saber lo de la vaca en los comentarios (no vale un me gusta) os lo cuento…vosotros veréis. 



¡Compártelo!

Categorías: OTROS AMORES

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *