GRAZIA DELEDDA GANADORA DEL NOBEL DE LITERATURA… EN 1926

 

Grazia Deledda ganó el premio Nobel de Literatura en 1926, justo el año en que trascurre la acción de mi novela Azaría. Es la segunda mujer que ganó ese premio y por supuesto necesitaba un hueco a su medida en la categoría de mujeres ganadoras de ese premio. Fue una tarea más fácil escribir sobre Selma Lagerloff, la primera ganadora  te lo aseguro.

Grazia Deledda nació en Nuoro (Cerdeña) en 1871, era hija de una familia numerosa. Su padre era empresario, terrateniente y poeta aficionado, también fue durante un tiempo alcalde de Nuoro. Su madre era una mujer muy religiosa que inculcó sus principios en sus hijos. Grazia sólo pudo acudir a la escuela primaria, ya que estaba mal visto que una chica continuara cursando estudios, después de cubrir lo básico. Sin embargo sus padres contrataron un profesor para que les diera clases particulares (aprende hija, pero que no se note mucho, debieron pensar). Fue este profesor el que al ver las cosas que escribía la animó a publicar en periódicos y prensa, como ella no sabía a donde acudir, decidió enviar sus relatos a una revista de moda “L’ultima moda”. Poco después escribía su primera novela y publicaba su primera novela “Flor de Cerdeña” (1892), que al parecer tuvo bastante éxito. Sin embargo ella consideraba que su primer gran éxito literario fue “Elias Portalú” una obra que terminaría por consagrarla entre el público y la crítica.

000308963W

En 1900 realiza su primer viaje a la capital de Cerdeña, Cagliari, dónde conoce a su marido, un funcionario del Ministerio de Hacienda con el que se iría a vivir a Roma. Los temas esenciales de su obra son: el patriarcalismo sardo, el amor, el pecado, la culpa, el dolor, el sentimiento religioso la muerte, el destino…algunas de sus obras combinan lo autobiográfico con un mundo imaginario.

Su vida posterior no parece haberse alejado mucho de una vida ordinaria de una mujer acomodada de la época, salvo por dos hechos: era escritora y respetada. Lo que no es moco de pavo, ni para aquel momento, ni para el que vivimos.

Entre sus obras destaca la mencionada “Elias Portalú”, “Ceniza” (de la que se hizo una película en 1916), “La madre”, “Cañas al viento”. Como ya sabéis en el año 1926 le concedieron el premio Nobel, continuó escribiendo hasta su muerte a causa de un cáncer en el año 1936, en Roma, aunque sus restos se encuentran en Nuoro, en un curioso (cuando menos) ataúd negro pulido. Postumamente se publicaron sus obras “Cosima” y el “Cedro del Líbano”. Me pregunto si a Inés, la protagonista de Azaría, le habría gustado esta escritora, si en durante aquella época, en España las mujeres pudieron tener acceso a su obra. Era algo de lo que se podían haber sentido orgullosas, compartir de alguna manera el reconocimiento generalizado a la obra de una mujer. Eso que es tan escaso. Por suerte he podido recurrir al a Hemeroteca Nacional Digital y comprobar, que si bien puede que no llegara al gran público, sus obras se traducían desde principios del siglo. XX, podéis descargaos un relato titulada “La Yegua Negra” que se tradujo en la revista “Nuestro Tiempo” publicada en Madrid en 1905.

Deledda e figli

Como curiosidad os comento que hay un cráter de 32 kilómetros de diámetro en el Planeta Venus al que le han puesto su nombre y que también se lo han puesto a un transbordador espacial.

En su ciudad natal hay un museo dedicado a la escritora, donde además de conservar su casa más o menos como estaba en su momento, hay gran cantidad de documentos y podéis conocer más cosas sobre la escritora, sobre todo los que manejéis el italiano.

Espero que os haya gustado esta pequeña biografía. ¿Vosotros la conocíais? Si queréis añadir algo más estaré encantada de incluirlo.

Un abrazo fuerte. Nos leemos.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *