ANA MARÍA CARO MALLÉN : LA DÉCIMA MUSA SEVILLANA

Vivir con independencia en un tiempo en el que las mujeres sufrían la mayor de las reprensiones; se ignoraba cualquier tipo de derecho que pudiera asistirlas; eran cosificadas; y se hacía de una malentendida honra (centrada en su sexo) bastión de defensa frente a cualquier afrenta, era dificilísimo. Pero incluso entonces, algunas (pocas) mujeres lograron hacerse un importante hueco en un mundo que las desmerecía

La sevillana (o granadina según dónde se atienda) Ana María Caro Mallén y la madrileña María de Zallas fueron escritoras de éxito en el Siglo XVII y su fama les sobrevivió durante cierto tiempo. En el caso de María de Zallas hasta que la Inquisición la consideró demasiado provocadora. Es posible que tuvieran razón los inquisidores, porque María defendió posturas feministas en un momento y lugar poco apropiado. Mientras que la mayor parte de las mujeres españolas eran obligadas a permanecer en sus casas iletradas, sometidas a padres, esposos, hermanos o hijos, mujeres como ellas decidieron poner de manifiesto lo injusto de esta situación.

Puedes continuar leyendo este artículo de Aladar, la revista cultural de El Correo de Andalucía.

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *



Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.